Por qué Lean Startup

Imagínate a ese amigo que todos tenemos en esa conversación en la que te dice que tiene la idea del siglo, un productazo que está seguro que va a ser la bomba y lo va a “petar”, que no hay nada así en el mercado. Y en el mismo momento que te lo está contando tu a la vez ya estás teniendo serias dudas de que esa idea sea tan maravillosa. Pero él, enamorado de ella está lanzado y no solo eso, ya ha comprado a proveedores el material necesario para fabricar y ponerla en marcha. No hace falta preguntar a nadie que le parece porque además eso pondría en peligro esa idea ya que se la podrían robar. El éxito está asegurado.

Bueno, como ya te supondrás ese amigo no está iniciando el desarrollo de su negocio o producto a través de la metodología Lean Startup.

Ya adelanto que en este artículo me voy a saltar muchas cosas, solo pretendo introducir el tema y hablar sobre la esencia ya que este método o arte implica muchos puntos a tener en cuenta.

Definición

Adaptando la que nos da la Wikipedia “La hipótesis central de la metodología Lean Startup es que si los emprendedores invierten su tiempo en construir su proyecto en base a pequeñas etapas en las que van consiguiendo satisfacer las necesidades de los primeros clientes, pueden reducir los riesgos de mercado y evitar la necesidad de grandes cantidades de financiación inicial o grandes gastos para lanzar un producto”

El primer producto debe de ser un prototipo, no será el definitivo ni mucho menos, pero si tendrá unas mínimas cualidades funcionales que servirán para empezar a hacer nuestra experimentación. A eso le llamaremos Producto Mínimo Viable.

Se trataría de comenzar un proyecto con el mínimo gasto, prototipando ese Producto Mínimo Viable y en orden a esas etapas ir testándolo con nuestros potenciales o primeros clientes para ir obteniendo un feedback que nos permita aplicarle mejoras y perfeccionarlo con el objetivo de adaptarlo a sus necesidades llegando poco a poco al éxito deseado.

Hago un inciso para recalcar que por eso es importante trabajar una estrategia de Inbound Marketing con la que generar una comunidad que nos pueda ayudar a desarrollar nuevos productos.

“No debemos enamorarnos de nuestro proyecto porque entonces no veremos los fallos que tiene”.

economipedia.com

Orígenes

El término Lean Startup es acuñado por Eric Ries, creador del libro The Lean Startup, quien pulió los conceptos de quien se dice es el verdadero artífice, Steve Blank, profesor y emprendedor de Sillicon Valley. Por tanto hay una referencia o “biblia” que es dicho libro, el cual me he leído y reconozco es bastante denso además de estar lleno de expresiones mal traducidas/interpretadas del ingles al español.

Como todo en la viña del señor tiene alabanzas y también críticas, aunque cierto es que la mayor parte de estas últimas vienen dadas en base a que es un método que solo se adapta a empresas de nueva creación o startups con alta base tecnológica (Que no vale para montar la panadería del barrio vaya…). En gran parte opino que es cierto, yo me dedico al Marketing Online por eso se adapta muy bien a muchos de los proyectos que pongo en marcha, aunque también lo es que mucho de esta filosofía también se puede aplicar ya a negocios físicos o más tradicionales que quieren introducir nuevos productos o servicios en el mercado.

Debido a esto, es importante indicar que es un método que fue especialmente diseñado para situaciones de máxima incertidumbre, es decir, para proyectos super innovadores de los que no había referencia en el mercado. Un proyecto tradicional que tiene más posibilidades de no fracasar si tiene una buena ejecución por eso suele tener más posibilidades de financiación, de ahí la búsqueda de reducirla al mínimo.

Desarrollo por etapas repetitivas

O desarrollo iterativo, es decir bajo un conjunto de tareas agrupadas en pequeñas etapas repetitivas (iteraciones). El ciclo se compone de los siguientes pasos:

  1. Construir: Nuestro Producto Mínimo Viable que testaremos para ver la reacción de nuestros potenciales clientes.
  2. Medir: Debemos de crear un método fiable para medir la eficacia de nuestra experimentación.
  3. Aprender: De los dos puntos anteriores extraeremos unas conclusiones que nos permitirán tomar las decisiones correctas para de nuevo, iniciar el siguiente ciclo.

Si los resultados no son los esperados deberíamos de aprender de ello y ejercer una serie de correcciones o pivotes que implantaremos en nuestro producto para volver a lanzarlo.

Un ejemplo que podría ser cotidiano

Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Pongamos que nuestro hipotético y visionario amigo ha creado una marca y quiere comercializar ropa con ella (ya, no es nada del otro mundo, eso es lo que hipotéticamente pensamos cuando nos lo contó). Según él su éxito está asegurado porque tiene mucho tirón entre sus amig@s. Quiere crear una colección de camisetas, camisas y jerseys y montar una tienda online para venderlo.

Hasta cierto punto podríamos decir que al menos en su discurso no está el montar una tienda física, pero aún así la filosofía Lean recomendaría generar una serie de pasos previos a todo ello, como por ejemplo:

  • Creación de hipótesis: Hay gente interesada en comprar ropa de una marca que cubre una serie de emociones que está comprobado que gustan a hombres y mujeres de mediana edad.
  • Podríamos crear una cuenta de Instagram de la marca (GRATIS) o mejor aún, utilizar una ya existente (vamos a imaginarnos que ese amigo tiene una cuenta personal con bastantes seguidores) para introducirla.
  • Construir una pequeña serie de camisetas con un diseño que recoja lo máximo posible las características del producto (PEQUEÑA INVERSIÓN).
  • Presentar a través de esta cuenta de Instagram esta nueva marca de camisetas para intentar conseguir a los primeros interesados en adquirirlas, con venta a través de la red social.
  • Medir tras esa acción los resultados
  • Aprender del feedback recibido para definir el diseño de la siguiente tirada de prendas.

Lean StartUp y WordPress, un matrimonio perfecto

Por todo esto, como ya comentaba en el episodio 7 de Marketing Club “Que es WordPress” este sistema de creación de proyectos online nos permite empezar por lo mínimo e ir añadiendo funcionalidades según las necesidades de nuestros visitantes o clientes. Por tanto podremos poner en marcha nuestra idea empezando por lo más básico, con una inversión inicial baja, sin derrochar en aplicaciones que finalmente no vayan a ser ser utilizadas, podremos testear el negocio muy fácilmente al estar en internet y realizar modificaciones y mejoras con la misma facilidad.

Escucha el episodio correspondiente a este artículo en mi podcast Marketing Club

Fuentes de inspiración: Wikipedia, Antevenio,